• Emergency Message

    Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book.

  • English-language pangram

    The quick brown fox jumps over the lazy dog

Las vacunas en niños pequeños

Las vacunas en niños pequeños

Llevar al día el plan de vacunación de tu hijo es muy importante para apoyar su óptimo desarrollo y protegerlo de enfermedades, tu pediatra es quien debe guiarte con su recomendación sobre cuáles vacunas son las adecuadas y cuándo ponerlas.

Te contamos por qué es importante la vacunación y posibles reacciones (normales) que podrían causarle a tu hijo.

¿Por qué son importantes las vacunas y qué hacen en el cuerpo de tu hijo?

 Las vacunas protegen a tu hijo de enfermedades serias1.

 Mientras la vacuna actúa, el cuerpo de tu hijo está generando anticuerpos para estar listo para combatir la enfermedad1.

 Si tu hijo está teniendo reacciones después de ponerse la vacuna, significa que la vacuna está actuando1.

Seguramente ya te lo contó tu pediatra, pero el proceso de inmunización o vacunación en niños puede causarles reacciones que, en ocasiones, asustan a los papás. Algunas de las vacunas que generan estás reacciones son la de varicela, tétanos, hepatitis A, B, papiloma, influenza, rubiola, polio, rotavirus, tuberculosis, entre otras[1].

La mayoría de estas reacciones suceden justo al momento de aplicar la vacuna, días o semanas después1. 

¿Qué reacciones puede ocasionar una vacuna?

 Reacciones locales: pueden ser sudoración, enrojecimiento y dolor. Estas reacciones suceden 24 horas después de la inyección y pueden durar entre 3 a 5 días1.

 Fiebre: la fiebre puede aparecer hasta 24 horas después de aplicada y puede durar entre uno y dos días1.

 Reacciones tardías: estas reacciones son comunes en la vacuna de la varicela, por ejemplo. Puede causar fiebre o enrojecimiento y pueden aparecer desde una hasta las cuatro semanas después de aplicada1.  

¿Cómo ayudar a calmar las molestias?

 Dale tiempo para descansar, cúbrelo con una cobija y ofrécele líquidos. (Puede estar un poco irritable y querer dormir más de lo normal) 1.

 Si siente dolor en el lugar en donde se aplicó la vacuna, puedes ponerle hielo durante 20 minutos para aliviar las molestias1.

 Para aliviar el dolor y la fiebre, puedes darle paracetamol1.

¿Cuándo llamar al doctor?

Si el dolor dura más de 3 días o consideras que no es normal, llama a tu pediatra1.

Esperamos te haya servido este contenido.

Consulta a tu médico.


[1]

Healthy Children. Immunization Reactions. Disponible en: https://www.healthychildren.org/English/tips-tools/symptom-checker/Pages/symptomviewer.aspx?symptom=Immunization+Reactions (Acceso 03.08.2021)