• Emergency Message

    Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book.

  • English-language pangram

    The quick brown fox jumps over the lazy dog

Que es y como se mide el dolor en ninos?

¿Qué es y cómo se mide el dolor en niños?

Empecemos por, ¿Qué es el dolor?

Es ese sentimiento desagradable y molesto que no nos permite vivir al 100% el (presente/momento), afectando nuestras emociones.

Existen diversos tipos de dolor, por ejemplo, el agudo, es decir, causados por heridas como moretones, huesos rotos o incluso enfermedades como la meningitis. Un dolor agudo sin aliviar suele tener diversas consecuencias tanto físicas como psicológicas que afectan nuestra calidad de vida e incluso puede convertirse en, un dolor crónico, el cual es una molestia continua o recurrente.

Los niños suelen tener dolores de cabeza o estómago que vienen y van, los dolores podrían ser un signo de una enfermedad de cuidado o también pueden ser muy molestas, pero nada graves. Si no has podido encontrar la fuente de dolor de tu hijo, es importante que consultes a tu médico.

¿Cómo medir el dolor de los niños?

Debemos comenzar por poner atención en estas cosas para descubrir el nivel de dolor que sufren nuestros hijos:

  • Lo que nos dice
  • Lo que hace
  • Cómo reacciona su cuerpo

La mejor forma de medir el dolor en ellos es preguntando qué tanto le duele. Sólo ellos saben qué tan alto es el dolor, pero debemos preguntarles en maneras que ellos entiendan. Niños menores a 4 años pueden decirnos que algo les duele, sin embargo, es complicado que nos digan cuánto dolor sienten. Niños mayores de esa edad pueden con mayor facilidad, decirnos el nivel de dolor que sienten utilizando formas de medición sencillas, como el método de las fichas, el cual se basa en cuestionarle qué tanto le duele en “piezas de dolor”, una pieza es “un poquito”, dos piezas “un poco más”, tres piezas “me duele más” y la cuarta pieza es “el mayor dolor que puedo sentir”.

Para niños mayores a 5 años, una gráfica con caras de dolor dibujadas suele tener un mejor impacto, haciendo preguntas sobre distintos tipos de dolor para crear un rango al dolor que se va a tratar (por ejemplo, preguntar por un piquete de mosquito o un moretón para señalar dolores bajos).

Niños de 6 a 7 años en adelante, pueden ya entender el dolor en una escala del 1 al 10.

Bibliografía:

- Cousins M, et al. The Declaration of Montreal: Access to pain management is a fundamental human right. Pain. 2011; 152:2673-2674

- Manworren R, Stinson J. et al. Seminars in Pediatric Neurology Pediatric Pain Measurement, Assessment and Evaluation.Semin Pediatr Neurol. 2016; 23(3): 189-200

- McGrath P, et al. Pain, Pain, Go Away: Helping Children With Pain. 2nd ed. Canada. 2003